22 Mar
22Mar

¿A qué estás harto de que tus hermanos revuelvan entre tus cosas? ¿De qué tus padres estén continuamente fisgoneando entre tus pertenencias? Aquí traigo la solución: hazte una caja con cerradura secreta.

Es muy fácil y tus secretos estarán a salvo. Este es el método más sencillo que se me ha ocurrido y cada uno podrá modificarlo a su gusto.

Colocó el imán en el sitio justo, inclinó hacia un lado inclinó y hacia el otro. Aunque parece fácil si no se conoce el mecanismo es dificilísimo abrirla, como observareis la caja siempre estará cerrada en cualquier posición solamente conociendo el truco podrás abrirla.

El mecanismo el utilizado es una caja de madera de los chinos, que es muy barata, un trozo de madera, dos clavos y el palito de un caramelo. Cortamos dos trozos pequeños del tamaño de la tapa y otro un poquito más largo, por ejemplo del tamaño del fondo de la caja.


Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.
ESTE SITIO FUE CONSTRUIDO USANDO